17.4.15

Reseña: Perdido — Maggie Stiefvater



PERDIDO


Maggie Stiefvater

Editorial: SM
Páginas: 383
Los lobos de Mercy Falls #4

¿Se ha visto edición más bonita que la de esta saga? Vale, es muy posible que sí pero lo que quiero decir es que me encanta lo bonitas que son las portadas, y que tengan relieve, y que todas sean del mismo tipo... armonía, que se llama. Y sí, sé que lo que viene a ser la trilogía original no está reseñada en el blog -aunque es posible que en algún momento llegue a estarlo-, pero este es un spin off y en realidad no haría mucha falta conocer la historia de los otros tres. ¡Y tenía muchas ganas de leerlo porque en su día me encantaron! Así que muchísimas gracias a Laura de Volar entre líneas por dejármelo. Este es el principio de un largo periodo de intercambio de libros. Jeje.

Antiguo cantante de NARKOTICA y no tan antiguo miembro de una manada de lobos en Minnesota, así como casi-novio/amorcito de Isabel Culpeper, Cole St. Clair, después de un largo tiempo desaparecido ha vuelto a Los Ángeles, pues en  esta ciudad le esperan un gran verano y planes aún mayores: participar en un reality show, grabar un disco... e Isabel. Porque Isabel está en Los Ángeles y él quiere estar allí donde ella esté. Pero tal vez, después de tanto tiempo, eso ya no es posible, pues la vida de los dos es lo que podríamos decir... complicada, y el hecho de estar rodeados de cámaras todo el tiempo y que Cole lleve un lobo dentro no pondrán las cosas nada fáciles. Ha pasado tiempo, sí, pero el pasado no ha quedado atrás. 

Vamos, que en mi cabeza estaba bastante claro que iba a ser una historia de amor y de lobos. Como habían sido los anteriores. Y amor... bueno, podríamos decir que sí hay. Pero lobos... meh. Laury no está de acuerdo conmigo porque dice que es un spin off y no tenía por qué continuar con lo de los lobos. Pero lo siento, no pienso así. Si es de la misma saga es de la misma saga. 

Así que me siento un poco engañada. Puede que me haya engañado a mí misma pero... no me ha parecido que tuviese nada que ver con personas que se transforman en lobos. Ocurre pero... no. Me ha parecido más la historia de cómo un drogadicto intenta mejorar sus errores (?) o algo así. Solo que en vez de tomar drogas normales pues se transforma en lobo. Y lo del reality show tampoco me lo veía venir, de alguna manera ha hecho que no se me pareciera nada al resto de libros. No en una mala manera sino... meh, diferente.

En cuanto a lo que viene siendo el romance entre Cole e Isabel... bueno, ya conocía el carácter de ambos así que tampoco ha sido una gran sorpresa que su historia sería un continuo tira y afloja, pues ambos son bastante orgullosos, pero a la vez no pueden negar lo que sienten el uno por el otro, y tanto ahora sí/ahora no la verdad es que me ha frustrado un poco, pero no pasa nada porque me gustan bastante ese tipo de relaciones. 

¿Qué me ha parecido el final? No sabría decíroslo claramente, porque por un lado me ha dejado relativamente satisfecha y contenta, pero por otro me ha parecido que todo se solucionaba de manera muy abrupta y sin ninguna explicación ¿me entendéis?

Si habéis leído os libros anteriores tal vez os estéis preguntando... ¿y qué pasó con los demás? ¿Qué ha sido de Sam y Grace? Porque eran una pareja perfectamente adorable. Y la respuesta es... aparecen, sí, pero muy de refilón y no se nos da prácticamente información acerca de lo que pueda haber ocurrido, así que... a seguir sufriendo. 

A ver, que lo estoy pintando muy mal y en realidad ha estado muy entretenido, no he tardado nada en leerlo y no me ha disgustado, pero es que simplemente esperaba otra cosa y tenía que compartirlo con vosotros. Creo que el problema ha sido que en mi cabeza había una idea preconcebida y en el papel otra muy diferente. 
Gracias a Laura

14 comentarios:

  1. Me leí el primero de la saga y ni fu ni fa así que no creo que continue con ella .
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo, es una de mis sagas preferidas entre todas, releí mil veces los libros y cuando apareció este lo compré pensando que sería una continuación con final, explicando todo de todos los personajes. Menuda decepción me llevé al ver que no salían ni Sam ni Grace, pero bueno el libro no es malo y me entretuvo. Me esperaba otra cosa pero dentro de lo que cabe agradezco que hiciesen un libro más.

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    No he leído esta saga y dudo que vaya a hacerlo, no me llama la atención.
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. No me llama especialmente :( Cuando vas con una idea y luego encuentras otra... entiendo perfectamente tus sentimientos contradictorios con tu lectura. A mí me pasó con The Duff...

    ¡¡ Nos leemos, Lucía !!

    ResponderEliminar
  5. A mi es que estos no me llaman nada..
    un beesito

    ResponderEliminar
  6. La trilogía de los lobos de mercy falls es una de mis favoritas, pero no me animo con este libro. Me gustó como acabó y creo que si leo este libro me va a fastidiar toda la historia. Así que creo que lo voy a dejar pasar.
    Me encanta vuestro blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Creo que he visto la portada más de una vez (me parece fantástica), pero el libro no termina de convencerme. ¡Igualmente, gracias por la entrada!

    1beso

    ResponderEliminar
  8. No me llaman mucho estos porque he leído opiniones para todos los gustos y claro... Con todo lo pendiente... Un besazo!

    ResponderEliminar
  9. He leído la reseña muy por encima, leí Temblor y me pareció bastante flojo aunque tengo Rastro, así que voy a ver si le leo y a ver si mejora un poquito :3

    ResponderEliminar
  10. Me llama bastante la atención la saga,no había oído hablar de ella :O
    Pero bueno,yo creo que le daré una oportunidad ^^
    Un beso y gracias por la reseña<3

    ResponderEliminar
  11. Tienes el libro de Perdido? Es que no lo encuentro por ninguna parte y me estoy volviendo loca :(

    ResponderEliminar
  12. El libro es, como bien definió la propia autora, un remix de la saga de Los lobos de Mercy Fall. Si pretendes volver a sumergirte en esos bosques tranquilos de Minnesota, te recomiendo que te olvides.

    Perdido es un libro distinto escrito con un ritmo distinto. Los personajes se desarrollan e interaccionan en lo que realmente es su mundo, el espectáculo recargado y superficial que es LA. Es posible que dé la sensación de que, al estar en un entorno superficial y artificial, lo sea también el libro en sí, pero nada más lejos de la realidad. La trama se reconstruye en el interior de Cole e Isabel, mostrando ese fondo roto y pesimista que los dos dejan entrever en Rastro y Siempre. Consiguen centrarse más en sus problemas personales, la manera que tienen de enfrentar o huir de sus problemas y sobre todo de relacionarse entre ellos. La relación de Cole e Isabel es compleja, eso queda claro, y obviamente no pueden simplemente estar juntos como les pasó a Sam y Grace. Sam estaba roto, pero Grace le curaba. En este caso no es así. Tanto Isabel como Cole están mal, y antes de estar juntos tienen que arreglarse, arreglarse y asumir quienes son y lo que realmente quieren.

    En este caso Cole parece tener las cosas más claras, viene con buenas intenciones y vibraciones positivas, sin embargo, no es tan fácil, no puede sonreír y hacer como que todo lo del pasado se ha quedado ahí, y ocultar debajo de la alfombra toda la mierda que lleva arrastrando desde que Beck lo trajo a MN. En este caso, no estará Sam como apoyo moral, más allá de un par de llamadas telefónicas con poca transcendencia. En este caso, Cole cuenta con dos nuevos personajes, Jeremy (que no es nuevo en su vida, pero sí para nosotros) y León. Ellos dos le darán el toque reflexivo a Cole que le haga salir de esa película que cree estar viviendo las 24h del día. Ellos le ayudarán a enfrentarse a la realidad que hay dentro de sí mismo, a enfrentar unos fantasmas que se dejó en Phoenix y asumir que hacen falta más que buenas intenciones para superar lo que tiene encima. Esta es la guerra que tiene que librar en este libro si quiere estar con su rubia hiperbólica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel es un caso más complejo si cabe. Ella vive en un estado de depresión, empecemos por ahí. Le cuesta convivir en un mundo superficial donde ella misma es la reina, pero es la reina porque ella no es superficial, lleva una máscara con la que engaña al resto. Isabel no ha terminado de superar la ruptura de sus padres, y tampoco la muerte de su hermano. Es una chica introspectiva que se protege a sí misma con sarcasmo y frialdad hiriente. Por si fuera poco, se enamora de Cole, una persona inestable y tan hundida como ella. Isabel es consciente de que en su estado actual Cole sólo conseguirá hundirla más, por eso se aleja sistemáticamente de él. Pero a la hora de la verdad, lo que ella necesita es amor (ya sabéis, "All you need is love"), y Cole está más que dispuesto a dárselo. Entra aquí el dilema de ella. ¿Arriesgarse por lo que realmente necesita y puede ayudarla a salir de donde está o equivocarse y hundirse como un peso muerto en la profundidad de la depresión? Ella misma tendrá que decidir, asumir lo que realmente quiere y arriesgarse a dejarse querer.

      También quiero hacer un apunte especial a algo que ya pasaba en la trilogía anterior, pero que vuelve a mostrarse aquí. La licantropía en esta saga no es como puede ser en los libros de miedo a los que estamos acostumbrados o las pasteladas de Crepúsculo a las que también estamos acostumbrados. Aquí la licantropía se enfoca como una pérdida de humanidad, de la esencia de la personalidad y lo que define a uno mismo como lo que es. En la trilogía anterior se veía la perspectiva de Sam, y más tarde de Grace, que era la de una pérdida triste y desagradecida de la personalidad, la conversión en un animal. Y si bien es cierto que Grace sí le veía un punto positivo a este "drama", al final decidía renunciar a ello por Sam. El caso de Cole es el opuesto. Es una persona que ya demostró que no quería seguir adelante, que la licantropía, que esa pérdida de la personalidad era una vía de escape para evitar los problemas y el peso que conlleva ser famoso e interpretar un papel para el que nadie está preparado. En este caso, al estar ambientado en una gran ciudad y no en el medio del campo como era en MN, deja más en evidencia lo anormal que es ser un lobo, y lo incompatible que es con una vida normal. Por ello, se consigue transmitir de mejor manera que es algo negativo, que Cole lo está utilizando como droga o como un sustitutivo de las mismas, y el malestar que eso genera, tanto al lector como a él mismo.

      Debo admitir que la primera vez que lo leí no me gustó. Me pareció un libro demasiado artificial y superficial, que distaba años luz de la complicidad y lo bonito del amor que nos demuestran Grace y Sam en Mercy Falls. Sin embargo, eso fue la primera vez que lo leí, cuando no entendí su esencia. El libro trata un tema muy profundo, si bien sigue siendo artificial, las pinceladas que consigue darle Maggie a Isabel y Cole con la complejidad de sus sentimientos, dejan en evidencia que nada tiene de superficial.

      Muy recomendable, aunque es probable que mucha gente acabe defraudada por no entender lo que hay "detrás" de este libro.

      Eliminar