7.7.20

Reseña: Abiertamente hetero — Bill Konigsberg

ABIERTAMENTE HETERO
BILL KONIGSBERG


Kakao Books
Páginas: 328
Abiertamente hetero #1
Traducción: Ana Ramírez Requena



¡Hola, hola, hola! Hoy os traigo una novela que me llamó poderosamente la atención desde el primer minuto en que vi su título, ¿no os ha pasado igual? Además, viene de la mano de Kakao Books, una editorial que nos está trayendo novelas geniales, todas con representación lgbt; por ahora, ya he leído Annie en mis pensamientos y Rainbow boys, y si no los conocéis, aprovechad para pasaros ahora mismo por estas entradas ;)

El caso es que me moría por leer esta novela, y admito que, en cuanto llegó a mis manos, me salté la pila de pendientes y me puse manos a la obra :P

Rafe quiere dejar de ser "el chico gay"; a pesar de que se ha sentido aceptado en su comunidad, siente que, cada vez que lo miran, lo etiquetan de esa forma, y lo único que quiere es sentirse como un chico más. De ahí, que convenza a sus padres para que lo lleven a la Academia Natick, en la otra punta del país, un internado para chicos en el que piensa empezar de cero, sin mencionar ese detalle: allí, encaja pronto entre los deportistas, algo que nunca habría esperado, sin embargo, a medida que la relación con sus compañeros se fortalece, y, en concreto, con Ben, siente que ese "pequeño detalle" puede no ser tan pequeño, y el secreto empieza a pesar... 

Pinta interesante, ¿verdad? Pues sí, encima es de esos libros que te enganchan sin que te des cuenta; comienzas a pasar las páginas y, antes de que parpadees, ya has llegado a la mitad y estás muriéndote por saber qué pasará a continuación. 

Resulta muy sencillo conectar con Rafe: sus ganas de no destacar, de empezar desde cero, y sus dudas acerca de si lo que está haciendo es lo correcto, el impacto que han tenido sus padres, tan abiertos y comprensivos, y su mejor amiga, en su vida, quienes ahora, al descubrir lo que se propone, se oponen a esa idea de ocultar una parte tan importante de él, pero hacen todo lo que pueden por apoyarlo, igualmente. EL AMOR. Es precioso y conmovedor.

Y dramático, y tenso: los primeros días, es estupendo ver el alivio que siente Rafe al haberse librado de la etiqueta, de sentir que el resto de chicos no se sentían cómodos del todo a su alrededor, y verse rodeado de tantos nuevos amigos le ilusiona, aunque también cae en actitudes de las que, sabemos, se arrepentirá más tarde. Eso por no hablar del mal llamado "bromance" con Ben, un personaje adorable con el que forja una relación muy bonita, pero en la que se interpone el gran secreto de Rafe, que llega a volverse mentira.

Y no puedo olvidarme de mencionar al compañero de habitación de Rafe y a su mejor amigo, dos personajes absolutamente geniales que le darán el toque divertido a la historia, y con los que entabla una relación que me ha encantado: aunque no fueran los más populares, Rafe fue capaz de ver lo especiales que eran. 

Es una historia que resulta muy realista, acerca del amor, de la amistad, de la importancia (o la falta de ella) de las etiquetas, y que nos ayuda a reflexionar sobre todos estos temas. Llena de sentimiento, y con un desenlace que nos deja con mil ganas de leer la continuación, porque ¡esto no puede quedar así!
3'5 en realidad

5.7.20

Reseña: Mujeres que no perdonan — Camilla Lackberg

MUJERES QUE NO PERDONAN
CAMILLA LACKBERG


Planeta
Páginas: 220
Autoconclusivo



Hacía muchísimo tiempo que no leía un libro de Camilla Lackberg, y eso que todo lo que he leído de ella me ha encantado. Me quedé en el ¿quinto? libro de su saga de Fjallbacka, aunque he de decir que mi madre ha continuado leyéndola y le sigue alucinando, así que a ver si en algún momento la retomo, le tengo muchas ganas... 

Bueno, a lo que iba, el caso es que cuando se publicó esta novela, de un estilo bastante diferente a las anteriores, me entraron muchas ganas de leerla, así que tan pronto como conseguí un hueco entre tanta lectura pendiente... ¡me tiré de cabeza a por este thriller!

Ingrid, Victoria y Birgitta no podrían ser más diferentes, sin embargo, las tres tienen algo en común: la relación con sus parejas es un infierno. Una, renunció a su carrera por él, quien le es infiel; otra, tras huir de un horrible pasado, se ha encontrado metida en una pesadilla con su nuevo marido; la otra, debe sufrir la ira de su pareja. ¿Qué ocurrirá cuando lleguen al límite de lo que una persona es capaz de aguantar?

¿Por qué digo que es distinta al resto? Vale, sí, aquí también hay asesinatos, aquí también hay víctimas y verdugos, pero no nos encontramos con una investigación como tal, no existe esa intriga, ese sospechar de todos los personajes que aparecen: desde el minuto uno tenemos claro quién es quién, y qué va a ocurrir, lo único que nos falta saber es el cómo y el desenlace de todo ello. Aun así, es absolutamente adictivo. 

Con capítulos alternos para cada una de las protagonistas, sin apenas darnos cuenta, ya nos hemos sumergido de lleno en una historia llena de tensión, que te engancha desde la primera página, que te hace compartir el miedo, la indignación el odio que sienten estas mujeres hacia la situación en la que se encuentran, y desde luego que el ansia por saber cómo va a desarrollarse toda la venganza es alucinante. 

Si hubiera tenido tiempo suficiente, es una de esas novelas que habría leído de un tirón, porque te transmite tan bien los sentimientos de ellas, y tiene un ritmo tan ágil que no quieres dejar de leer: y es de lo más emocionante ver cómo urden sus planes, cómo se va desarrollando todo, y, sobre todo, ese desenlace tan satisfactorio. 

En conclusión, Mujeres que no perdonan es un libro que disfrutado muchísimo: lo he leído en un suspiro por lo mucho que me ha enganchado y sorprendido, y tengo que recomendarlo para quienes estén buscando un thriller ágil y adictivo. 

3.7.20

Reseña: Un perfecto caballero — Pilar Eyre

UN PERFECTO CABALLERO
PILAR EYRE


Planeta
Páginas: 364
Autoconclusivo




¡Hoy venimos con una novela histórica! Y es que, aunque por la portada y el título, e incluso la sinopsis que se nos da en la contraportada, parezca romántica, nada que ver, ¡ya os aviso!

Y, aunque es verdad que hace unos años la histórica era un género que leía muy asiduamente, últimamente no lo toco mucho, pero al ver que estaba ambientada en Barcelona durante la posguerra, me pareció que podría resultar bastante interesante. 

¿Y de qué va?

Mauricio Casasnovas, heredero de una empresa textil, vuelve en 1939 a Barcelona, junto con las tropas de Franco. Los sucesos vividos en la guerra han dejado huella en su interior, así que volver a la vida acomodada con su negocio, su sumisa mujer, y sus pequeños no consigue llenarle. Sin embargo, hay algo que vuelve a hacer que sus sentimientos despierten: una obrera de su fábrica; sin embargo, la obsesión por estar con ella le llevará por caminos que no esperaba, y la culpa lo acompañará para siempre. 

Lo dicho, podría sonar como un romance imposible con un final dramático, pero lo cierto es que de romance, poco, y de "perfecto caballero", menos. Desde el primer momento, Mauricio es un personaje que me ha resultado bastante desagradable, no sé si hay que justificar esa actitud a sus vivencias en el frente, pero el caso es que es insoportable: su actitud, su desprecio hacia el resto, su condescendencia y egocentrismo... no lo he aguantado. 

Aparte de eso, he de decir que es un libro que se me ha hecho sumamente pesado: ya desde las primeras páginas me costó acostumbrarme a la narración, que me parecía muy enrevesada, y que introduce flashbacks e información que no resulta demasiado relevante, y a veces cuesta un tanto seguir el hilo de lo que se está narrando. Pero es que, encima, la trama es bastante borrosa, es cierto que hay un par de "misterios" o momentos importantes, pero estos no llegan prácticamente hasta el final de la novela, lo que nos deja con doscientas páginas de aguantar al odioso Mauricio, porque es un personaje al que se le coge tirria bien rápido. 

Lo único que se salva, para mí, ha sido todo el tema de la situación de su empresa, las distintas fases por las que va pasando, que me parecía lo más interesante; así como el desenlace: tengo que dar la razón al resto de opiniones que había leído sobre la novela, es lo mejor de esta, y el mejor cierre que se le podía dar. 

En conclusión, sintiéndolo mucho, he de decir que no he podido disfrutar de Un perfecto caballero, tanto por la trama como por su personaje protagonista, se me ha hecho muy cuesta arriba leer este libro, y supongo que no era el acertado para mí.