23.10.17

Reseña: La historia interminable — Michael Ende

LA HISTORIA INTERMINABLE
MICHAEL ENDE



Lo que leo
Páginas: 540
Autoconclusivo




¿Quién no ha oído hablar de este libro? Y es que entre la película y lo conocido que es el autor, creo que es bastante difícil que no se conozca. Claro que, aunque la adaptación cinematográfica fuera una de mis favoritas cuando era pequeña, no había llegado a leer el libro nunca, no sabría deciros exactamente por qué.

Entonces me topé con esta edición y fue amor a primera vista: la portada es preciosa, y encima está escrito en tinta de dos colores: rojo para la vida real de Bastián, y azul para lo que ocurre en Fantasia. Y sí, llegó el momento de leerlo. No voy a negar que las expectativas estaban bastante altas: sabía ya más o menos con lo que me iba a encontrar y no quería que me decepcionase.

El mundo de Fantasia está en peligro: la Emperatriz Infantil está mortalmente enferma y nadie sabe cómo curarla. Aquí es donde comienza la gran aventura de Atreyu, un muchacho que vagará por toda esa fantástica tierra en busca de la misteriosa cura, y de Bastián, un tímido niño que no puede dejar de leer ese libro tan mágico que se ha encontrado: La historia interminable

Ais. Lamento decir que tengo sentimientos encontrados con este libro: por un lado, me ha resultado muy entrañable reencontrarme con los personajes que había conocido hace tanto tiempo, además de que el mundo de Fantasia siempre me ha parecido impresionantemente mágico, pero por otro... me ha resultado una historia aburrida; es bastante lenta y las descripciones son muy largas y aparecen continuamente. 

Sí tengo que reconocer que fue una gran sorpresa que la película solo correspondiese a la primera mitad del libro, mientras que la segunda es totalmente nueva, pero al final se tornó una sorpresa agridulce porque a pesar de que los personajes son los mismos, me parecía que la trama estaba totalmente desconectada de la de la primera parte, como si fuese una historia distinta que el autor hubiera añadido simplemente por alargar el libro, y que en realidad no aporta demasiado aparte de una involución de Bastián. 

En fin, que no ha sido para nada lo que me esperaba: sí que me parece alucinante la capacidad de Ende para crear tantas maravillas, tantas criaturas fantásticas y ese gran mundo, además de que la idea de la historia me sigue encantando, por supuesto, pero al leerla se me ha hecho bastante pesada y... me duele decir esto, pero la película fue mejor.

21.10.17

Reseña: Cuatro estaciones no son solo una pizza — Pearse Rindy

CUATRO ESTACIONES NO SON SOLO UNA PIZZA
PEARSE RINDY



Círculo rojo
Páginas: 123
Autoconclusivo



¿Soy la única que se quedó flipadísima con el título? Reconozco que las pizzas y yo no nos llevamos especialmente bien, pero me pareció sumamente original. 

entre eso y que era un libro de prosa poética... pues me convenció totalmente: no es un género que suela leer muy a menudo, pero de vez en cuando me viene muy bien para desconectar, ir leyéndolo poquito a poco y disfrutar. 

¿Que de qué va? Pues de la vida, de esos momentos que se quedan contigo para siempre aunque parezcan muy chiquititos y sin importancia, de personas que se vuelven protagonistas, de amor... un poco de todo, la verdad. 

Como con la mayoría de los libros en los que nos encontramos varios relatos, suele pasar que unos nos gustan mucho y otros no tanto, pero debo destacar que los que sí me han gustado es que son excepcionalmente bonitos, de esos que consiguen ponerte la piel de gallina y hacerte releerlos. 

Lo bueno (y lo malo) es que se lee en un momento: son tan cortitos y el libro de por sí ya es tan pequeño que aunque intentes ir leyéndolo poco a poco, rápidamente se termina: siempre puedes releerlo pero, por lo menos para mí, no es lo mismo. 

En fin, Cuatro estaciones no son solo una pizza es un libro lleno de relatos preciosos que os puede gustar mucho si estáis buscando algo de este género.

19.10.17

Reseña: Todo lo inesperado — Morgan Matson

TODO LO INESPERADO
MORGAN MATSON


Plataforma Neo
Páginas: 456
Autoconclusivo



Ya he contado varias veces mi historia con esta autora: leí Amy y Roger: 5000 km para enamorarse y fue una total decepción, mientras que cuando leí El verano de las segundas oportunidades, quedé totalmente enamorada de la historia y de la forma de escribir de la autora... Así que la decisión estaba clara: necesitaba leer este libro e inclinar la balanza, ya fuese de forma positiva o negativa. 

¿Y qué esperaba de este libro? Pues una historia ágil, en el que la amistad y la familia fuesen los pilares del reino -guiño si habéis leído ya el libro-, y muy tierna, para qué lo voy a negar; yo busco amor por todas partes. 

Andie siempre ha tenido toda su vida planificada, por eso cuando este verano todos los planes se le tuercen por culpa de un escándalo político en el que su padre se ha visto envuelto, el mundo se le echa encima: acaba trabajando como paseadora de perros, algo que nunca se le habría ocurrido, conoce a Clark, un chico diferente a todos los demás... sin embargo, puede que todas esas sorpresas no sean del todo malas. 

A ver... es una trama que está bien, eso lo reconozco, la cosa es que por algún motivo, no termina de enganchar: al principio le cuesta bastante arrancar, y es de esos libros en los que sientes que aunque avanza la historia, en realidad no está pasando prácticamente nada. No sé si conocéis esa sensación, pero a mí me frustra bastante. 

No es que los personajes no me hayan gustado, personalmente, tanto la protagonista como Clark, e incluso el padre de ella, me han parecido totalmente adorables, pero es una historia a la que le falta la chispa. Sí que es verdad que hacia el último cuarto del libro va cogiendo agilidad y engancha más, pero... le ha faltado algo. 

Lo que sí me ha gustado es la evolución que se produce en la protagonista, Andie, cómo va madurando y dándose cuenta de que es totalmente innecesario que necesite planear cada momento y cada paso que dé, y cuando se da cuenta de lo importante que es ser feliz, y descubrir qué es lo que le hace sentir así. Hay momentos muy tiernos, no os lo voy a negar. 

Pero el caso ha sido ese: después de El verano de las segundas oportunidades, esperaba encontrarme un libro tan bueno como ese, que me hiciese sentir tantas emociones, y con este, aunque ha conseguido entretenerme y repito que los personajes me han encantado, no ha cumplido las expectativas.