15.8.18

Reseña: Sol de medianoche — Cristina Aparicio

SOL DE MEDIANOCHE
CRISTINA APARICIO



Círculo Rojo
Páginas: 272
Autoconclusivo




¿No os recuerda este título a aquella novela de Crepúsculo desde el punto de vista de Edward Cullen que se filtró y nunca llegó a publicarse? Sip, una tragedia. Pero no, este libro no tiene nada que ver. 

Ya había visto por las redes sociales algunos comentarios sobre este libro y me había llamado la atención, sobre todo porque el tema de la violencia machista no es uno que se toque demasiado en la literatura -y mucho menos en la juvenil-. De hecho, diría que aparte de en It ends with us, no me he topado con ninguna novela en la que se le dé demasiada importancia, y encontrarlo aquí como principal me pareció una gran idea. 

Además, cabe destacar la bonita idea que ha tenido Cristina de destinar parte de los beneficios de la novela a Generando Igualdad, una asociación que ayuda a las víctimas de violencia de género.

En Sol de medianoche nos topamos con la historia de una chica, una joven sin nombre, pues podría ser cualquiera, tu hermana, tu madre, tu amiga, o incluso tú misma, que sin apenas darse cuenta se mete en una relación tóxica, que no la hace feliz y que la hace daño, y cómo, a partir de ahí, todo va cuesta abajo. Una vida, muchas relaciones, unas mejores y otras peores, muchos obstáculos. 

Se trata de una novela dura, muy dura. Y eso que ya me había hecho a la idea de que me iba a doler leerla, pero he de admitir que ha sido incluso "peor", pues en algunos momentos he tenido que dejar el libro apartado porque es imposible que no te afecte: como digo, es una historia triste, dura, en la que es muy difícil encontrar la esperanza, pues a pesar de que hay algunos personajes positivos, que pretenden ayudar, la mayor parte se caracterizan por lo podridos que están por dentro, por el dolor que causan. Es una caída en picado a la negrura, al sufrimiento diario de una persona que sufre violencia de género y que ve cómo la vida que tenía va desapareciendo sin ser capaz de hacer nada para recuperarla. 

Ahora bien, ella lucha, claro que lucha, intentando salir de esa espiral horrible en la que la han metido, por recuperar esa felicidad, y puede que por eso duela aún más ver cómo va desarrollándose la historia. 

Me parece que está muy bien tratado y muy bien reflejado, está claro que es una novela que no dejará indiferente a ningún lector, y que seguro que le hará reflexionar sobre muchos aspectos, sobre detalles que ha visto o que ha sufrido. Aunque también tengo que decir que me ha dado la sensación de que pasaban demasiadas cosas, como que había demasiados "episodios", y que tal vez por eso llega un momento en el que se hace demasiado repetitivo y te preguntas: ¿pero es que hay algo que le pueda salir bien a esta chica? Y es que hay algún momento en el que son demasiadas las maldades, pero también hay estadísticas que afirman que alguien que ha sufrido violencia de género tiene más probabilidades de volver a sufrirla. Muy duro, ya os digo. 

En resumen, creo que es un libro muy valiente, muy duro pero muy necesario, y si bien me ha dejado con ganas de más esperanza y positividad, entiendo que debía ser así, y sin duda tengo que recomendarlo. 

13.8.18

Reseña: Ana, la de la Isla — L. M. Montgomery

ANA, LA DE LA ISLA
L. M. MONTGOMERY



Toromítico
Páginas: 284
Ana, la de Tejas Verdes #3



AVISO: SPOILERS DEL ANTERIOR

Sí, mi obsesión por esta serie y sus personajes no hace más que crecer exponencialmente con cada pizca de información que encuentro sobre la misma, cuanto más sé, más necesito. El ansia es real, amiguis. 

Como siempre, solo puedo decir que la edición es maravillosa: cuidada hasta el más mínimo detalle, con ilustraciones en blanco y negro que aparecen de vez en cuando y unas páginas centrales a todo color con bocetos de flores y dibujos de los personajes principales y nuevos. En realidad sé que no debería mirar estas páginas hasta el final, para no spoilearme, pero no soy capaz de esperar y reconozco que suele ser a por lo primero que voy nada más abrir el libro. 

En esta ocasión, Ana Shirley retoma su sueño de ir a la universidad, abandonando su puesto como maestra en la escuela de Avonlea. Así, pasará sus años de estudios en Kingsport, Nueva Escocia, junto con antiguos compañeros, como Priscilla, Gilbert o Charlie Sloane, completando su educación, madurando y viviendo nuevas aventuras en ese mundo lleno de luz y color, pues Ana siempre es capaz de ver el lado positivo, entre ellas, dilucidar cuáles son los sentimientos que alberga su corazón, y si el príncipe azul que lleva tantos años esperando es lo que ella realmente busca. Sin embargo, no todo será feliz, también ocurrirá una gran desgracia que le ofrecerá una dolorosa lección. 

Ya he comentado en más de una ocasión que no soy muy de clásicos, es por eso que tal vez me sorprenda tanto que, en lugar de cansarme de ellos, cada vez me gusten más estos libros, y es que la historia de Ana solo va a mejor: me encanta ver cómo va madurando, cómo el personaje evoluciona y sigue viviendo aventuras, como mudarse a Kingsport y comenzar la universidad, así como tener que lidiar con nuevos personajes y mantener las relaciones con los ya conocidos, lo que no siempre es fácil. Ha sido genial ser testigo de la convivencia en Tejas Verdes de Marilla y Rachel, por no hablar de Davy y Dora, que no han cambiado nada. Y Gilbert, el adorable pretendiente, que a mis ojos nunca tiene el suficiente protagonismo: quiero saber más sobre este personaje, por favor. 

Al mudarse, Ana tendrá la ocasión de convivir con sus amigas, algunas conocidas y la nueva incorporación de Phil, una jovencita bastante alocada pero a la que es imposible no coger cariño, y también veremos la aparición de un nuevo joven en la vida de Ana: Roy Gardner. Y, como ya sabéis, siento predilección por todo lo romántico, así que os adelanto que en este tercer tomo nos encontramos con más de una boda y no pocas declaraciones de amor, unas más románticas que otras. He gritado mucho, real. Como siempre, ha sido un libro lleno de esperanza, ternura, optimismo y sonrisas, adoro la capacidad de Ana para sobreponerse a los problemas, viendo siempre el lado bueno -y eso que ella misma es un tanto dramática-, pero en esta ocasión, de nuevo, también nos topamos con un episodio doloroso que no me esperaba para nada pero que, sin duda, ha servido para enriquecer la trama. 

En fin, ¿qué puedo decir? Me da la sensación de que, lejos de alargarse innecesariamente, la historia de Ana solamente mejora, vemos una evolución muy clara en los personajes, y el mundo de la protagonista no hace más que crecer, como podemos ver ya en el título, pues su universo se va haciendo cada vez más grande, al mismo tiempo que ella aprende y se acerca cada vez más a cumplir sus sueños. Es una historia preciosa y no puedo por menos que recomendarla, estoy convencida de que conseguirá conmoveros igual que a mí. 

11.8.18

Reseña: Para siempre, Lara Jean — Jenny Han

PARA SIEMPRE, LARA JEAN
JENNY HAN


Cross Books
Páginas: 363
A todos los chicos de los que me enamoré #3



Después de años, por fin tenemos aquí la tercera y última parte de A todos los chicos de los que me enamoré, y a poco tiempo de que vaya a estrenarse en Netflix la adaptación cinematográfica, encima, ¿podrían los astros haberse alineado mejor?

Encima, comienza y acaba con una frase de Ana de las tejas verdes justo cuando estoy viendo la serie Anne with an "e" en Netflix, ¿coincidencia? No lo creo. 

Parece que Lara Jean ha conseguido todo lo que quería: una familia unida y que la quiere, el amor de su chico... Pero se avecinan cambios, y es que ha llegado el momento de escoger universidad, lo que podría significar abandonar su ciudad para perseguir sus sueños, pero que también conllevaría alejarse de todo lo que quiere; ¿qué haces cuando tu cabeza y tu corazón apuntan en direcciones distintas?

Si he de ser del todo sincera, A todos los chicos de los que me enamoré era un libro que no pedía una continuación, que no la necesitaba, y mucho menos necesitaba entonces una tercera parte. ¿Entonces? Es que se trata de una historia tan dulce que habría leído todo lo que estuviera relacionado con ella, nunca tendré suficiente de Peter Kavinsky. Y, por eso y solo por eso, este libro ya merece la pena. 

Me ha encantado, de nuevo, reencontrarme con los personajes y ver cómo todos habían cambiado, cómo habían avanzado sus vidas, sobre todo las de los familiares de Lara Jean: su padre, que ha rehecho su vida, su hermana Margot, un espíritu libre lleno de sentimiento y Kitty, una pieza fundamental cuyas intervenciones siempre consiguen sacarme una sonrisa. Y luego tenemos a Peter, por supuesto, lleno de dulzura, amabilidad y amor, que te hincha el corazón con cada página. Así, por extraño que suene, quizá quien menos evolución ha tenido ha sido la propia Lara Jean, que sigue comportándose prácticamente igual que en el primer libro a pesar de que haya pasado bastante tiempo, y que no actúa con demasiada coherencia...

Y luego tenemos el dilema: elegir el amor o perseguir los sueños, el punto de inflexión que llega a la vida de Lara Jean y que no se ve capaz de superar; sinceramente, en este sentido, me ha parecido que el drama no estaba demasiado bien llevado, aunque entiendo que hay que verlo desde la perspectiva adolescente, no acabo de comprender demasiado bien cómo se ha desarrollado el conflicto. Pero bueno, aun así ha sido completamente adorable y adictivo seguir cada página, cada palabra de los personajes hasta ese desenlace tan lleno de sonrisas y corazones y arcoíris. 

Me da mucha pena despedirme de esta historia y de sus personajes, que tanto me han hecho sentir. 

En resumen, Para siempre, Lara Jean no se ha convertido en mi favorito de la trilogía, pero eso no quita que me haya parecido adorable y lleno de amor; me ha encantado reencontrarme con los personajes y recomiendo totalmente su lectura cuanto antes.