19.2.19

Reseña: La hija del relojero — Kate Morton

LA HIJA DEL RELOJERO
KATE MORTON



Suma de letras
Páginas: 636
Autoconclusivo




Hace ya muchos años que leí El jardín olvidado, pero aún recuerdo lo muchísimo que lo disfruté, lo mucho que me gustó, y es que fue una historia muy diferente, con semejanzas a la novela de El cuento número trece por el misterio y las sombras que rodeaban algunos personajes, es por eso mismo que me emocioné tanto cuando vi que se publicaría La hija del relojero, también de la misma autora. 

Es probable que las expectativas estuvieran bastante altas, y es que ya os digo que guardaba un gran recuerdo de la pluma de Kate, por eso me puse manos a la obra tan pronto como me fue posible. Por cierto, me encanta la portada y lo relevante que es en la propia historia. 

En 1862 un grupo de artistas se reunió en una casa de campo a las orillas del Támesis para pasar un tiempo alejados de la ciudad, dedicándose por completo a la creatividad y la inspiración, pero el verano acaba con una muerte, una desaparición, una joya desaparecida y una vida arruinada. Casi dos siglos después, Elodie Winslow, una archivista de Londres, descubre una cartera de cuero que contiene dos objetos sin identificar: una fotografía de una mujer y un cuaderno de bocetos en el que aparece una casa que recuerda de un cuento de su infancia, ¿qué puede significar todo esto?

Ais. Tengo que decir que la experiencia no ha sido para nada lo que esperaba que fuera: lo empecé con muchísimas ganas, pero desde el primer momento se me hizo lento y algo aburrido, y el problema fue que a medida que avanzaba no sentía que mejorase, y es que ha sido de esas historias en las que no te queda muy claro por dónde van los tiros, qué es lo que te quieren contar, porque tienen muchas páginas pero poca chicha. 

El pasado y el presente avanzan en paralelo, entrelazándose y presentándonos las historias de distintos personajes, aparentemente sin mucha relación entre ellos, lo que no ayuda a que la novela enganche al lector, y consigue que se haga aún más larga y pesada, porque repito que se me ha hecho eterna, de hecho tuve que dejarla aparcada y ponerme con otras lecturas porque no me apetecía continuar, pese al supuesto "misterio" del que trata la novela, que prácticamente me daba igual. 

Ahora bien, también he de decir que las últimas cien páginas fueron mucho mejores y consiguieron gustarme mucho, esas sí las pude leer del tirón, pues es donde se concentra prácticamente toda la tensión, las respuestas y donde todo cobra un poco más de sentido, sin embargo no habría estado mal que dedicase más tiempo al desenlace, pues después de más de 600 páginas, parece que queda todo en el aire y resulta bastante frustrante. 

En definitiva,  La hija del relojero ha sido una lectura que me ha decepcionado bastante, tal vez por mis propias expectativas, pero también porque se me ha hecho larga, densa y aburrida, con pasajes larguísimos e irrelevantes, pero que se salva por el desenlace, que me sorprendió y me cautivó. 
2.5

17.2.19

Reseña: Érase una vez un bosque mágico — Chris Riddell

ÉRASE UNA VEZ UN BOSQUE MÁGICO
CHRIS RIDDELL


Edelvives
Páginas: 32
Autoconclusivo
Libro ilustrado



Es probable que ya conozcáis a Chris Riddell de otros cuentos o historias, yo le tenía el ojo echado desde que leí La joven durmiente y el huso y Odd y los gigantes de escarcha, de Neil Gaiman, pues había sido Riddell quien se había encargado de las ilustraciones tan molonas que tienen ambas obras, que son muy geniales, por cierto, y por eso pensé que esta también merecería mucho la pena. 

Aunque en esta ocasión se trataba de un libro mucho más infantil, la premisa sonaba adorable y divertida, así que no pude resistirme: 

Capa de Lluvia Verde ha recibido una invitación para la fiesta de Rapunzel, y para llegar hasta su torre necesita atravesar todo el bosque mágico, donde se topará con una tropa de personajes a los que ya conocemos de todos los cuentos clásicos: una Bestia triste, tres cerditos constructores, un astuto lobo... 

Es un cuento muy cortito, en el que se nos presenta a la pequeña protagonista, una versión menos inocente de Caperucita Roja, por así decirlo, pues da cada paso con cuidado, evitando los peligros o saliendo airosa de ellos rápidamente. Además, como decía, veremos también otros personajes clásicos reinterpretados, como el arpa encantada, los tres ositos, Bella... ¡todos los que se os puedan ocurrir!

Resulta entretenido y divertido, muy sencillo y corto, en una edición en tapa dura y con ilustraciones a todo color, en cada una de sus páginas, una auténtica belleza para pequeños y mayores. 

15.2.19

Reseña: Ana la de Ingleside — L. M. Montgomery

ANA LA DE INGLESIDE
L. M. MONTGOMERY



Toromítico
Páginas: 339
Ana la de Tejas Verdes #6



AVISO: SPOILERS DE LOS ANTERIORES

Hacía ya demasiado tiempo que no me embarcaba en otra de las aventuras de la maravillosa Ana, y es que desde que me sumergí en su historia gracias a la serie de Anne with an "e" y, posteriormente, comencé a leer sus novelas, caí sin remedio en los brazos de esta historia tan encantadora. 

Muchas cosas han cambiado desde que Ana llegara a Tejas verdes para vivir con los Cuthbert, sin embargo, la adorabilidad y la ilusión de Ana por la vida se mantienen, como podemos ver en esta portada, que nos recuerda el final de Ana y la Casa de sus sueños: la familia crece. 

Ana no pensó que pudiera ser más feliz en otro lugar que no fuera la Casa de sus sueños, pero ahora que vive en Ingleside ha descubierto que estaba equivocada: ahora tiene cinco hijos maravillosos, todos diferentes, llenos de imaginación como su madre y con una vida llena de aventuras que vivir, y más ahora que llegará un nuevo miembro a la familia. 

Antes que nada, una vez más, debo repetir lo bonitas que me parecen estas ediciones, cuidadas hasta el más mínimo detalle, con ilustraciones en blanco y negro y páginas especiales en la mitad en las que nos encontramos ilustraciones de flores y de los distintos personajes a todo color. 

Aunque en esta ocasión Ana sigue siendo gran protagonista, sus hijos también cobran un papel muy importante, y es que se les dedicarán capítulos enteros a sus idas y venidas, travesuras y peripecias, todas de lo más originales. Eso sin olvidar algún que otro personaje que ya había aparecido anteriormente y que volverá, para bien o para mal. 

Ahora bien, como decía, Ana ya es una mujer adulta, y tiene que lidiar con nuevas responsabilidades, como los problemas de sus hijos y los líos en los que se meten por culpa de su imaginación desbordante, familiares cargantes que no se dan cuenta de cuándo es el momento de irse, vecinos enamorados... Sin embargo, ella sigue siendo la misma y es magnífico cómo por mucho que haya madurado sigue manteniendo la misma esencia que nos hizo cogerle cariño desde el primer momento. Así, en esta ocasión, viviremos de nuevo episodios divertidos, llenos de travesuras, malentendidos, algún que otro drama y muchas sorpresas. 

En definitiva, siempre que leo las peripecias de Ana siento como que vuelvo a casa, y eso que en realidad no hace tanto tiempo desde que empecé esta saga, pero le he cogido muchísimo cariños, y esta sexta entrega me ha devuelto la emoción y la ilusión que sentí las veces anteriores.